Cocodrilo Feroz.

 Fernanda, 3 años

Jardín infantil Huerto Encantado. Fundación Integra.

 

Había una vez un cocodrilo que quería comerse una estrella que estaba en el mar, se comió muchas estrellas dulces y le creció mucho la panza, ya que eran muy duras y tenían mucho chocolate.

Este cocodrilo tenía un ojo blanco y otro negro se encontraba en un lago con sus 5 amigos jugaban a la pelota, él contó a sus amigos que comió muchas estrellas y todos querían comer  asi que fueron y todos comieron, luego se comieron unas palomas y les crecieron alas a todos sus amigos.

Y salieron volando, lejos al cielo.

Fin.