La categoría dos.

Tonatiuh, 10 años y Sayen 5 años.

Escuela Elqui Libre y Feliz.

Aliwen es un niño muy bueno y entretenido, le gustaba mucho leer historias de terror. Un día su mamá lo mandó a comprar, él escuchó que lo llamaban, miró, pero no había nadie.

Hasta que vio una roca que hablaba.

Cunado Aliwen vio la piedra parlante quedó muy asombrado y dijo: ¿tú me estás hablando?  Y ella le respondió: tómame y verás. Él tomó la piedra, se sintió mareado, al despertar estaba en el mudo de los monstruos, donde habían vampiros, brujas, mini demonios, enanitos malvados.

Aliwen se asustó mucho, pero se acercaron varios monstruos y le dijeron: Bienvenido, me encantan las espinas de tus piernas, se miró al espejo y vio que también era un monstruo, él no lo podía creer y pensó: Estoy en otro mundo, el mundo de los monstruos ¡Genial!

Aliwen se dio cuenta que todos los monstruos eran simpáticos y muy amables, lo llevaron a conocer el lugar, comió y lo pasó espectacular. Luego se despidió de los nuevos amigos y nuevamente tocó la piedra y volvió al mundo real, fue a comprar, regreso a su casa y se dio cuenta que la piedra desapareció.

Nunca olvidó su paso por la categoría dos.