Un caracol en la cima de Valparaíso

@paaulasw

Ilustración Jorge Díaz.

Érase una vez, en una ciudad llena de colores, un caracol llamado Alex, que soñaba con llegar a la cima del cerro más alto de la colorida ciudad, pero era tan lento y pequeño, que pensó que nunca podría lograrlo.

Un día, decidido a cumplir su sueño, preparó una mochila con provisiones que lo acompañarían en su aventura. Y así comenzó a subir el cerro, y aunque tardó casi 4 días ¡Lo logró! Y al llegar a la cima se sintió tan feliz y capaz, que sentía que era el caracol más poderoso del mundo. Ahora nada podría detenerlo nunca, porque sabía que si tenía las ganas de hacer algo, iba a lograrlo porque era capaz de hacer todo lo que se propusiera. Fin.