La Princesa Martina

Martina Santana, 5 años.

Jardín infantil Valle de la luna. Fundación Integra.

La princesa Martina comió una fruta envenenada y después llegaron los enanitos, intentaron salvarla, pero no pudieron, la pusieron en un ataúd de cristal. Después llegó el príncipe y la salvó con un beso.

Después llegaron al castillo y vivieron felices para siempre.