La Escuela de Pollitos.

Alexandra Barrios Alvarez.

En una pueblito donde Vivian todos los animales, había una escuelita muy bonita donde todos asistían a estudiar.

Benito era un pollito de primaria que le gustaba interactuar en la clase, pero cuando la profesora le hacía alguna pregunta al curso, no alcanzaba a ser terminada cuando el pollo ya había gritado lo que creía de respuesta. Entonces un día se adelantó en la fila de la colación y todos reclamaron.  

Al otro día Benito debía esperar su turno al baño, pero no quiso esperar y se adelantó, provocando que uno de sus compañeros se orinara al no poder aguantar. 

En ese entonces la profesora se preocupa y le pide a Benito respetar los turnos que le corresponde, Benito escucha sin mayor interés.  Días más tarde la madre le lleva su almuerzo a la escuela, cada lanchero estaba ordenado por orden de fila. Justo coincidió que uno de sus compañeros tenía un lanchero similar al de él. Pero como Benito se adelantó tomo el lanchero de su compañero y se fue a comer.

Pero Benito era alérgico al brócoli y como tomo el almuerzo de su compañero no se dio cuenta que tenía brócoli su comida.

Provocando un montón de sarpullido en cuerpo pequeño de Benito.

La madre muy asustada va por el a la escuela y en conjunto con la profesora hablaron con él y dada la situación Benito logro entender que desde hoy debía respetar su turno correspondiente.  Benito con ayuda lograba respetar su turno como todos cada día.